Si existe alguien al que le gustan las cosas hechas con la única herramienta que nos dio la naturaleza, esos son ellos.
Allí me llevaron. Un lugar donde el tiempo no pasa, donde tus manos son la joya más preciada, donde el valor de las cosas se pierden y aprendes a vivir de lo que eres, donde tu viejo plato astillado cobra valor; y donde arreglar o reciclar son las palabras más usadas. Mientras yo observaba inquieto, él no paraba de hablar con los lugareños que amablemente nos ofrecieron todo lo que tenían. Y así, dejándonos llevar, pasamos esa tarde hasta que la luz se fue y ellos encendían sus velas para ver lo que el sensor de mi cámara ya no sería capaz de captar. Dulce espera la suya y de la que fui testigo desde los primeros meses. Matilda ya esta con nosotros, ¡FELICIDADES chicos!. Gracias por hacerme parte de ustedes.

If there is someone who likes things made with the only tool nature gave us, those are them.
They took me there. A place where time doesn’t move, where your hands are the most important thing, where things lose their values and you learn to live by yourself, where your old chipped dish is valuable; and where repair or recycle are the most used words. As I watched anxious, he kept talking with the locals who kindly offered us everything they had. And so, going with the flow, we spent that afternoon until the light went down and they lighted their candles to see what my camera’s sensor would no longer be able to capt. I witnessed the pregnancy since the first months and now Matilda is already with us, CONGRATULATIONS guys!. Thank you for letting me be me part of you two.

Pablo Béglez Sesión de pareja en Gran Canaria.